lunes, 25 de julio de 2016

Cubanitos sin gluten

Verano, verano, verano..... Sí, me paso el día escuchando a Cantajuegos, con lo que al final después de no publicar entradas desde hace bastante tiempo, no sabía cómo empezar. Pues sí, retomamos nuestra actividad después de las vacaciones con fuerzas renovadas.

En éstos tiempos encender el horno se convierte en un suplicio, con lo que posponemos varias recetas que tenemos pendientes y que en breve publicaremos. Pero lo que más nos apetecía es volver a hacer nuestros propios helados.

Tenemos una heladera sencilla, sin compresor, con lo que sólo se puede hacer un único helado de aprox. 500ml. cada día, pero para nuestro consumo personal, suficiente. Es un accesorio de nuestra amasadora la Bosch mum 4, y en ésta época le damos bastante uso.

El primer helado que vamos a publicar es una receta del libro de Sandra Mangas "Polos & Helados" editorial El Pais Aguilar, de la que sólo nos hemos inspirado el modelo, tanto la receta de la galleta, como la del helado, hemos hecho nuestra propia versión, ya que nos gusta bastante más.

El cubanito, es un helado de tipo sandwich de nata con trocitos de chocolate que la mitad en vez de galleta es crocante de chocolate y almendra comercializado por Helados la Menorquina, en la actualidad Kalise muy parecido al Maxibom de Nestlé. En nuestra versión libre, el helado es de vainilla y galleta es obviamente, sin gluten. La mayor diferencia que no teníamos un molde rectangular, con lo que la forma es distinta.

Y el resultado? Pues que nuestra peque puede tomar un helado tipo sandwich, y su sonrisa es lo mejor de todo.




Ingredientes para el helado de vainilla (Aprox 500 ml.)


375 ml de nata para montar (materia grasa del 35%), 120 ml de leche entera, 75 gr. de azúcar normal, 15 gramos de azúcar invertido, 2 yemas de huevo tamaño L, 1 vaina de vainilla fresca, 1 pizca de sal. 



El helado de vainilla básicamente son unas natillas de nata y leche infusionada con una vaina de vainilla, se infusiona la nata y la leche y se añaden las yemas rotas con la mezcla tibia para que no cuaje. Es muy sencillo.

En un cazo ponemos la nata y la leche, la vaina de vainilla la pasamos la punta del cuchillo por la mitad liberando las semillas y la añadimos (vaina y semillas) al cazo. Lo llevamos a ebullición a fuego medio y apartamos.  Esperamos a que atempere, y añadimos el azúcar, la sal y el azúcar invertido, y lo llevamos al fuego lento sin dejar de remover hasta que integre y apartamos de nuevo.

Sobre el cazo añadimos las yemas rotas, OJO, es muy importante que la mezcla esté tibia, en caso contrario se cuaja, si tenéis termómetro de cocina, la temperatura debe ser inferior a 85ºC. Añadimos e integramos a fuego bajo, lo dicho, no puede superar esa temperatura. Veréis como la mezcla va espesando y el aroma es espectacular. Opcionalmente podéis añadir en éste paso una cucharada de vainilla en pasta.






Apartamos del fuego, lo dejamos enfriar a temperatura ambiente, y metemos en el frigorífico. En nuestro caso la dejamos toda la noche, pero no es necesario.

Añadimos la mezcla según las instrucciones de vuestra heladera, en nuestro caso, mantecamos durante unos treinta minutos a velocidad muy baja e inmediatamente lo metemos en el congelador en un molde rectangular (para facilitar el corte del sandwich), durante 24 horas como mínimo.




En el caso que no tengáis heladera, es muy sencillo, lo único que tenéis que meter la mezcla (después de enfriar en el frigorífico), en el congelador y sacarlo cada media hora y batimos con fuerza evitando que cristalice. Tenéis que repetir el proceso varias veces. 




Ingredientes para las galletas


125 gramos de mantequilla en pomada, 110 gramos de azúcar, 15 gramos de chocolate Valor en polvo (sin azúcar) o similar, 1 huevo tamaño M, 1 cucharada de vainilla en pasta, 1 pizca de sal, 100 gramos de almidón de maíz, 80 gramos de almidón de yuca, 80 gramos de harina de arroz, una cucharadita de goma xantana (opcional).



Batimos la mantequilla, el azúcar y el chocolate en polvo con batidora de varillas durante cinco minutos. 




Añadimos el huevo y seguimos batiendo hasta que integre completamente.






Incorporamos la harina tamizada y amasamos a mano,  es un amasado rápido, limpio y sencillo, vamos que no tenéis excusa. 




Boleamos y metemos envuelta en un film transparente en la nevera durante un tiempo no inferior a treinta minutos.

Cuando vayamos a formar las galletas precalentamos el horno a 180ºC, cogemos un trozo de masa y le pasamos el rodillo dejando una masa fina, la masa no se pega en la encimera y se amasa perfectamente, tiene que estar fría tanto la masa como la superficie.

Cortamos con los cortapastas elegidos y las depositamos en una bandeja sobre papel de horno.



Horneamos a 180ºC durante 12 minutos, o hasta que doren ligeramente, sacamos y dejamos reposar mientras horneamos la otra tanda sobre una rejilla. 

En el momento que enfríen, metemos las galletas elegidas para hacer los cubanitos en el congelador, en una bolsa zip o similar.


Ingredientes para el montaje y la cobertura.

Chocolate de repostería sin gluten, almendra en grano crocante.




Con el mismo cortapastas de las galletas, o con un cuchillo (es más sencillo), cortamos las porciones deseadas de helado, ponemos una porción entre dos galletas y lo metemos en una bolsa de congelar o con film transparente al congelador.

Mientras fundimos la cantidad de chocolate que necesitemos en un bol de cristal, de 30 en 30 segundos, y removiendo hasta que quede disuelto. Sacamos los sandwich del congelador y los sumergimos en la cobertura de chocolate hasta la mitad. Espolvoreamos la almendra crocante por encima y llevamos al congelador (envueltos), hasta el momento de servir.


Lo dicho, una forma diferente y deliciosa de tomar un helado para nuestros celiaquines.


No hay comentarios:

Publicar un comentario